Buenos modales en la mesa: Enseña con el ejemplo

La etapa de enseñanza de buenos modales en la mesa para un chico puede ser a veces hasta traumático. No por cómo se lo enseñan, sino que muchas veces el adulto pretende retar al niño y no se da cuenta que si uno como mayor no da el ejemplo, medio difícil será que los chicos al salir, o estando en casa mismo, hagan caso a las órdenes que le imponen.

Buenos modales en la mesa


Ese trajín de indicarle al niño cómo debe tomar los utensilios, que se limpie la boca con la servilleta, que coma con la boca cerrada, serán un gran parto para padres e hijos si no se toman cartas en el asunto.
Los buenos modales en la mesa son unas de las enseñanzas básicas que todo padre debe darles a sus hijos. No sólo para cuando se come en casa sino también cuando se comparte la mesa con amigos, resto de familiares, o cuando sales a comer afuera con la familia.
La enseñanza de estos buenos modales pueden ser tomadas por los niños como su fuera un cueto. Poco a poco le vas explicando sin hostigarlo cómo se debe hacer. No hay nada mejor que comience por casa a saber cómo tomar los cubiertos, o cómo se debe comer en una mesa familiar o con amigos, para que luego cuando salgan a comer afuera o a otra casa no tengan que estar a los gritos con los niños ni fastidiándose los padres.
La idea es que puedas hacer un par de señalamientos para que el menor entienda lo que debe hacer, pero no retándolo o de mala manera. Todo debe ser de un modo más didáctico para el chico.
Recuerda que muchas veces el chico toma el ejemplo de los padres, por eso como adultos que somos, tenemos que dar el ejemplo y así ellos automáticamente lo tomarán y nos imitarán.

Deja un comentario

Copyright © 2014 YoDivina!