Cómo sacarle provecho a los lentes de sol gigantes

Para muchos será simplemente un complemento más pero en realidad es muy útil y más en verano cuando debemos cuidarnos del sol tanto en la piel como en los ojos. Los mejores son los que llegan a cubrir de frente y lateralmente de los rayos nocivos. Tienen un alto grado de protección contra los rayos ultravioleta y permite evitar la aparición de rugosidades en las esquinas de los ojos. Deben ser sí o sí de cristales u orgánicas, nunca de plástico.

Un dato importante y que quizás no sabías es que dependiendo del color de tus lentes, éstos tienen un fin y es para cada ocasión. No te pierdas esta nota donde te contamos las diferencias entre uno y otro lente de sol.

Por ejemplo las gafas de color verde lo que hacen es permitir una percepción de los colores con muy pocas alteraciones. Reduce la luz visible pero no interfiere con la claridad de visión. Es ideal si es que tienes que hacer deportes náuticos.

Otro de los colores es el marrón que sirve para filtrar las radiaciones azules. Verás que aumenta el contraste y la profundidad de campo. Es especial para cuando tienes que hacer  deportes al aire libre. Además es el indicado para casos de miopía.

Las gafas grises permiten que su uso sea continuo en el tiempo. Permiten transmitir uniformemente la luz a través del espectro y respeta mejor los colores naturales. Son ideales si es que tienes que conducir.

Los amarillos permiten tener un mejor contraste cuando los días están nubosos, brumosos o con niebla. No es recomendable para días de sol porque puede generar confusiones en los colores.

Y por último los naranjas no son aptos para cuando hay mucho sol. Es el más adecuado para situaciones en que el cielo está encapotado. Te permite observar un mayor contraste cuando se dan situaciones de baja luminosidad y es un filtro eficiente para la luz azul. Es lo mejor para situaciones de baja luminosidad, como la conducción nocturna o con niebla.

comment closed

Copyright © 2014 YoDivina!