La molesta mucosidad en los niños

Cuando  aparece este síntoma es porque el cuerpo se está defendiendo de algo. Y si bien son molestos es un buen signo para los papás.

La molesta mucosidad en los ninos

Los mocos aparecen por lo general cuando los chicos comienzan a asistir a lugares donde interactúan con otros chicos y se aproxima la época del frío. Es decir, es la manera que tiene el cuerpo del menor para demostrar que algo ingresó al organismo que antes nunca lo había hecho. Es un simple mecanismo de defensa.

Por lo general al principio la consistencia es líquida y a la vista transparente, luego con el correr del tiempo se va haciendo más espesa y toma un color blanco. Hay que tener cuidados con la mucosidad empieza a ser verdosa porque eso indica que hay algún tipo de infección.

El moco sirve para atrapar pequeñas partículas nocivas para el cuerpo como distintos gérmenes y polvo, y eso impide la entrada al cuerpo.

Pero si bien es un mecanismo de defensa para el niño, tenemos que explicarles que además es molesto porque no lo deja respirar bien, como así tampoco le permite dormir bien a raíz de las dificultades respiratorias que esto genera.

La mucosidad no desaparece de un día para el otro. Tiene un principio, un desarrollo y un enlace. Hay que dejar que haga ese proceso. Pero lo que sí se puede hacer para aliviar un poco el malestar es hacer baños de vapor o nebulizaciones. Estas técnicas son viejas pero muy efectivas.

Muchos padres optan por darles a sus hijos los jarabes mucolíticos pero no son muy efectivos, tienen poca acción real y actúan más como placebos y no como verdaderos paliativos de este problema. Por lo que la solución no será definitiva, sino simplemente para pasar el momento y nada más. Por eso es que lo mejor es elegir las dos primeras opciones.

Deja un comentario

Copyright © 2014 YoDivina!